NIÑOS AGRESIVOS..HOMBRES VIOLENTOS?

Cuando se sabe de acciones violentas, a través de los medios de comunicación , protagonizadas por niños causa estupor en la opinión pública, duele ver a los padres, amigos, profesores de estos niños, explicándose o excusándose por “no haber sabido frenar “  o diciendo“son de temer, nada se puede hacer con estos niños”

He conocido varias de estas situaciones, niños involucrados en situaciones violentas y delictivas,

Quedando  con la sensación que ya nada se puede hacer con ellos, todo es tiempo y recursos perdidos.

¡quien debe asumir la responsabilidad de estos niños violentos, agresivos y/o desadaptados?

Rasgamos vestiduras y no se toman las medidas adecuadas para prevenir esta conducta.

Los padres de estos niños al ver que se les escapan de las manos, (con miedo y temor, al propio niño, a su familia, a su entorno, pero no se ve la situación en su real dimensión,) lo hablan muy despacio  se culpan entre ellos  primero, después la culpa es de sus pares, y de los profesores sin reconocer que son niños de frentón, mal criados, no se impusieron los limites necesarios, permitiéndoseles todo o casi todo, abono perfecto para que estos niños hagan siempre su voluntad, sin importar las consecuencias, ni consideraciones hacia nadie, lo que les traerá serias complicaciones en el desempeño de sus roles a futuro

La ausencia  de límites, promueve,  la rebeldía, y el sentimiento de abandono que se acrecentara hasta el punto de agredir a sus propios padres y/o profesores y pares o , sencillamente porque no tiene inculcado el concepto de respeto, y del autocontrol, como tampoco se le permite desarrollar la habilidad que le permita ponerse en el lugar del otro, sencillamente porque se le a “educado” en un medio demasiado permisivo,  con falta de comunicación tanto familiar como escolar, pasando al poco tiempo a las filas de los desertores de la educación, y ya adultos, son conflictivos, con baja autoestima y siempre la culpa será de los demás.

 

|

Comentarios

Ligia, apenas en estos días acaba de salir un informe que se realizó en  Ann Arbor, Michigan y te la comparto;

 

Las palizas en las nalgas a niños hacen aumenta la probabilidad de que sean desafiantes y agresivos.

Además, el castigo físico pone en riesgo los niños por más problemas de salud mental, comportamiento anti-social y de lesiones graves, según muestra un nuevo informe de la Universidad de Michigan.

"Hay poca evidencia de investigación que el castigo físico mejora a largo plazo el comportamiento de los niños," dijo Elizabeth Gershoff, autora del informe y profesora asociada en la Escuela de Trabajo Social.

El informe, publicado en colaboración con el Hospital Infantil de Phoenix, en Arizona, ofrece una revisión sobre investigaciones empíricas sobre las consecuencia que tiene el castigo físico en los niños.

Gershoff analizó 100 años de investigación de estudios publicados sobre el castigo físico, en particular, las palizas en las nalgas. Resultados indican que la mayoría de los azotes son una práctica parental ineficaz en la crianza de niños tanto en Estados Unidos como en el mundo.

"Hay cada vez más motivación, en otros países de promulgar leyes que prohiban legalmente todas las formas de castigo físico", dijo Gershoff, cuya investigación se centra en el impacto de la violencia infantil el desarrollo de niños y adolescentes a través del tiempo.

La práctica es considerada como una violación a la ley internacional de derechos humanos, dijo. Varios estudios recientes revelan que muchos padres aún maltratan físicamente a sus hijos, especialmente los niños de 1 y 2 años de edad. Cuando los niños llegan al 5 º grado, el 80 por ciento han recibido el castigo físico.

En múltiples estudios, se ha descubierto que los azotes en las nalgas llevan a los niños a padecer de más problemas de salud mental, como ansiedad y depresión, alcohol y drogas, y un ajuste psicológico deficiente. Estos problemas también aumentan los niveles de estrés, dijo.

El informe de Gershoff indica que los castigos corporales también pueden perjudicar las relaciones entre padres e hijos.

Si el niño de a los padres como la fuente de dolor y experiencias dolorosas, que pueden hacerlos evitar a los padres. Esto puede interferir con el desarrollo de la cercanía y la confianza en un niño, dijo.

Entonces, ¿cómo los padres deben disciplinar a sus hijos?

Gershoff dice que los niños se comportan mejor cuando son motivados por la alabanza o la promesa de recompensas en lugar de amenazas de castigo. Los niños necesitan la enseñanza y la orientación de los padres para que puedan aprender a tomar mejores decisiones en el futuro.

"El castigo corporal no enseñan a los niños por qué su comportamiento fue erróneo o lo que deben hacer en el futuro", según el informe. Los resultados aparecen en "El Informe sobre el castigo físico en los Estados Unidos". (Michigan University News)

 

 

 

es que hay niños intratables..

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar